El Intelectual y “El Príncipe”

fuentes-y-librero

Breves notas a propósito de Carlos Fuentes y los espejos del poder

La muerte de un intelectual renombrado, especialmente si se trata de un “hombre (o mujer) de letras”, suele despertar –junto a los naturales sentimientos de pesar en quienes crecieron con sus libros o se sienten identificados con su obra–, una operación política y cultural por parte del estado y la llamada “clase política”. Buscando apropiarse de la memoria, la obra y especialmente del prestigio del fallecido, el cual se pretende absorber como si fuera una verdadera savia por parte de los gobernantes de turno que, tal vez como consecuencia de la propia lógica de las degradadas políticas capitalistas, están lejos de aquellos estadistas e ilustrados políticos burgueses de otras épocas más “doradas”. Claro que esta operación es más sencilla de lograr si el fallecido mantuvo una buena relación con “El Príncipe”, y si, en momentos de su vida, su trayectoria estuvo vinculada al antiguo régimen.

Sigue leyendo

Anuncios